Revista Electrónica de Didáctica en Educación Superior

Publicación Semestral de Acceso Libre. ISBN 1853 -3159

Número 16 Octubre 2018

 

http://www.biomilenio.net/RDISUP/portada.html

Licencia:

Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirDerivadasIgual 4.0 (BY NC SA)

https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/deed.es

 

Facebook: Herramienta para conocer la simbolización del filósofo desde la percepción en los Estudiantes de Ciencias de la Salud

Giovanna Georgina Ramírez Cerón, Héctor Alfonso Gómez Rodríguez,

Patricia Lorelei Mendoza Roaf

Universidad de Guadalajara (México)

 

Fecha de recepción:

04/Abr/2018

Fecha de aceptación:

21/May/2018

Resumen:

Facebook, ha sido utilizado por varios autores como herramienta para potencializar la formación docente y estudiantil, así como la investigación educativa. En el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (C.U.C.S.) de la Universidad de Guadalajara, la formación filosófica juega un papel importante. Sin embargo, no se cuentan con datos precisos acerca de cómo simbolizan al filósofo sus estudiantes. Por lo anterior, los objetivos de esta investigación fueron conocer cómo estos simbolizan al filósofo, a través de un instrumento aplicado mediante Facebook, para generar estrategias de aprendizaje que apoyen a la construcción de saberes filosóficos en estos profesionales. Se partió del interaccionismo simbólico de Blumer (1982). La metodología utilizada fue de tipo cualitativa, con un diseño descriptivo transversal.

Palabras clave:

Facebook; Investigación educativa; Estudiantes; Interaccionismo simbólico; Simbolización del filósofo    

                                                

Abstract:

Facebook: Tool to know the symbolization of the philosopher from the perception in the Students of Health Sciences

Facebook, has been used by some authors as a tool to strengthen teacher and student  training, as well as educational research. In the University Center of Health Sciences (C.U.C.S.) of theUniversity of Guadalajara, philosophical education plays an important role. However, there is no precise data on how the students of health sciences symbolize the philosopher. For the above, in the present work we sought to know how the philosopher symbolize the students of health sciences, through an instrument applied through Facebook to generate learning strategies that support the construction of philosophical knowledge in these professionals. It started the symbolic interactionism by Blumer (1982). The methodology used was qualitative, with a descriptive cross-sectional design.

Keywords:

Facebook; Educational investigation;  Students; Symbolic interactionism; Symbolization of the philosopher

 

Introducción

A pesar de que la filosofía es parte importante en la formación de los profesionales de la Salud, se ha observado que para algunos de estos estudiantes los contenidos filosóficos de la Unidad de Aprendizaje de Metodología de la Investigación perteneciente al Departamento de Disciplinas Filosófico, Metodológicas e Instrumentales y que se imparte a los estudiantes de primer ciclo del Centro Universitario de Ciencias de la Salud de la Universidad de Guadalajara, no les significan una prioridad en comparación con los contenidos de las Unidades de Aprendizaje en las que realizan algún tipo de práctica relacionada “directamente” con su campo profesional. Lo anterior ha sido, en algunos casos, un obstáculo para la construcción de saberes filosóficos. Como docentes es necesario generar estrategias que lleven al alumno a una motivación que impulse el deseo por la construcción de los saberes filosóficos tan necesarios para el buen desempeño de los profesionales de la Salud. Con el objetivo de generar dichas estrategias, se parte de las siguientes premisas propuestas por Blumer (1982:2) desde el interaccionismo simbólico:

"El ser humano orienta sus actos hacia las cosas en función de lo que éstas significan para él. Al decir cosas nos referimos a todo aquello que una persona puede percibir en su mundo: objetos físicos, como árboles o sillas; otras personas, como una madre o un dependiente de comercio; categorías de seres humanos, como amigos o enemigos (…)y las situaciones de todo tipo que un individuo afronta en su vida cotidiana (…) estos significados surgen como consecuencia de la interacción social que cada cual mantiene con el prójimo (…) y se manipulan y modifican mediante un proceso interpretativo".

Con base en la propuesta anterior, se parte de que para algunos de los estudiantes de Ciencias de la Salud, el filósofo es un agente ajeno a su práctica profesional, por lo tanto no encuentran una aplicación de la filosofía en sus carreras, lo que lleva al desinterés y este a su vez, dificulta la construcción de saberes filosóficos. Por lo que, si se conocen los significados y simbolización del filósofo desde la percepción de los estudiantes, será posible proponer estrategias de aprendizaje más efectivas que motiven a los alumnos a adentrarse en la construcción de saberes los filosóficos tan importantes en su formación. La propuesta que se realiza en el presente trabajo, es que antes de llevar a cabo alguna estrategia pedagógica, primero es necesario conocer los significados construidos por el estudiante acerca de algún saber y desde ahí diseñar estrategias de aprendizaje más efectivas, por lo que este trabajo se sustenta en el interaccionismo simbólico de Blumer (1982).

Actualmente, tanto profesores como estudiantes se encuentran inmersos en un mundo digitalizado, en el que una cantidad importante de prácticas laborales, académicas y sociales, entre otras; se llevan a cabo a través de algún tipo de tecnología digital como el celular, la computadora o el Internet. Este contexto, aunado a las propuestas de los diferentes investigadores que en el siguiente párrafo se exponen, llevó a tomar la decisión de obtener los datos a través de la red social con más usuarios en el mundo, es decir, Facebook (De acuerdo con el ranking global de usuarios de redes sociales 2018, cuenta con 2,167 millones de usuarios en el mundo).

Facebook, es una red social caracterizada por la creación de un perfil electrónico en el cual se comparten fotografías, datos personales, demográficos, preferencias y vida social, este tiene su nacimiento en un contexto universitario en febrero del 2004 y posteriormente sale de dicho ámbito para expandirse a diferentes usos y  poblaciones del mundo (Gutiérrez, 2014). En el área educativa la incursión de esta red social no han sido la excepción, resultados reflejan las potencialidades del uso de Facebook como espacio para la formación del profesorado, junto con las expectativas, necesidades y objeciones de los mismos profesores hacia esta red social (Área, 2008; Castañeda, 2014). Las redes sociales virtuales han cobrado relevancia en el ámbito educativo, y éstas como otras tecnologías han sido incorporadas de forma efectiva en la enseñanza desde el nivel básico hasta el superior (Panckhurst y Marsh 2011; Mendiguren, Meso y Pérez, 2012).

Facebook, permite al estudiante compartir observaciones, preocupaciones y sugerencias, optimizando el proceso de comunicación (Amusquivar, Archet, Segovia y Venice, 2011), lo que facilita que los alumnos satisfagan necesidades de interacción, socialización (Rouis, Limayem y Salehi-Sangari, 2011), pertenencia social y vinculación, además de que les permite compartir material útil como libros y otros recursos didácticos (Karmen, 2013). Con base en la propuesta de diferentes autores, el uso de Facebook como herramienta educativa puede dividirse en: 1) la organización del trabajo académico (Chiecher, 2014), ya que propicia un ambiente que favorece el aprendizaje colaborativo tal como Piscitelli y Adaime (2010) lo observaron en Argentina a través de su propuesta educativa “Proyecto Facebook” y, 2) como medio de expresión y socialización, sobre todo en cuanto a las emociones relacionadas a la escuela (Chiecher, 2014).

Además, de los usos antes mencionados, autores como Cerdá y Planas(2011), Túñez y Sixto (2012) y Chiecher (2014), entre otros, han utilizado Facebook como parte de su estrategia metodológica en la investigación educativa al recabar datos a través de esta plataforma, para posteriormente utilizarla como estrategia de aprendizaje. Con base en el planteamiento anterior, los objetivos de la presente investigación son: 1. Conocer como simbolizan al filósofo los estudiantes de Ciencias de la Salud, para con esto brindar a los profesores bases que permitan la creación de estrategias pedagógicas efectivas que impulsen en el estudiante el deseo por la construcción de saberes filosóficos y, 2. Utilizar Facebook como herramienta para la obtención de datos en la presente investigación, ya que, permite acercarse al estudiante desde el mundo digital en el que se encuentra inmerso.

Material y Métodos

Desde el interaccionismo simbólico, es importante conocer la interpretación que una persona hace de una situación determinada (Ibáñez, 2004), para así poder comprender sus actos (Blumer, 1982), por lo que la lógica de aproximación al objeto de estudio fue de tipo cualitativa, con un diseño descriptivo, transversal. La población a estudiar fueron los estudiantes de primer semestre del C.U.C.S. de la Universidad de Guadalajara. La muestra estuvo conformada por 63 (setenta y tres) estudiantes, de los cuales 30 (treinta) pertenecen a la Carrera de Médico Cirujano y Partero, 18 (dieciocho) a la Carrera de Enfermería, y 25 (veinticinco) de la Carrera de Psicología. El tamaño de la muestra fue determinado por el criterio de saturación teórica y el tipo de muestro fue bola de nieve a través de la red social Facebook. Los criterios de selección de la muestra fueron los siguientes: 1) Ser estudiante de primer semestre de las Licenciaturas de Médico, Cirujano y Partero, Psicología y Enfermería del C.U.C.S. durante el calendario escolar 2017-B, 2) Que no hayan estudiado otra licenciatura anterior a esta, 3) Que deseen participar libremente en el estudio.

Para poder conocer los significados que construyen los sujetos, es importante hacerlo desde los mismos actores, por lo que se optó por construir un instrumento de recolección de datos a través del cual los estudiantes expresen como imaginan que es un filósofo. Hine (2004), afirma que es posible recabar datos a través de medios como la Internet, de ahí que la aplicación del instrumento de recolección de datos fue a través de la mensajería de Facebook, ya que es la red social con más usuarios en el mundo. El instrumento fue conformado por los siguientes reactivos:

1. ¿Qué ciclo estas cursando?, 2. ¿Qué carrera estudias?, 3. Con tus propias palabras describe ¿cómo crees que es un filósofo?, 4. Con tus propias palabras describe ¿cómo imaginas que es un filósofo en su apariencia física?.

El proceso de interpretación y presentación de datos fue llevado a cabo en dos etapas. En la primera, se realizó un análisis hermenéutico, en donde el primer paso fue elaborar una base de datos donde se llevó a cabo el vaciado de las respuestas de los participantes tal y como fueron escritas por ellos, se utilizó para este objetivo el software Excel versión 2013, con el fin de tener condensada la información y facilitar su interpretación. Posteriormente, se dio lectura a estas respuestas, para llevar a cabo el establecimiento de códigos y así reducir la información obtenida. El siguiente paso, consistió en volver a dar lectura a la información y poder determinar patrones de significado de acuerdo a la frecuencia presentada en las respuestas de los encuestados, es decir, cuando una respuesta fue repetida por el cincuenta y uno por ciento de los participantes se registraba como un significado compartido, hubo datos que se observaron en el noventa y cinco por ciento de los informantes, otros, apenas alcanzaron el cincuenta y uno por ciento, los significados compartidos se exponen en los resultados en orden del mayor al menor porcentaje encontrado en las respuestas de los estudiantes. Ya generados los patrones de significados del filósofo, se procedió a ubicarlos en las siguientes categorías:

1) Se pregunta el porqué de las cosas, 2) conoce de muchos temas, es culto, 3) inteligente, 4) sabio, 5) se dedica al estudio, 6) transmite conocimiento, 7) interviene en su entorno, altruista, 8) facilidad de palabra, 9) abierto, 10) bueno, bondadoso, 11) educado, amable.

Posteriormente se compararon las tres carreras para establecer similitudes y diferencias entre las mismas.

En la segunda etapa del proceso de interpretación y presentación de datos, se partió de las descripciones realizadas por los estudiantes de las carreras de Medicina, Psicología y Enfermería con respecto a cómo creen que es un filósofo en su apariencia física, para poder representar la simbolización que hacen los estudiantes. Primero, se elaboró una base de datos con estas descripciones, en la que se registraron las respuestas de los estudiantes tal y como fueron hechas por ellos, después se dio lectura a las descripciones para establecer patrones de significado, estos se consideraban como tales cuando se presentaron en el cincuenta y uno por ciento de las respuestas de los alumnos, entre algunos de los patrones observados se encuentran: Usa lentes, tiene barba, viste “hippie”, fuma, persona de edad avanzada, entre otros.

Presentación de Resultados

De acuerdo con los datos obtenidos, se encontró que para los estudiantes de la carrera de medicina del primer semestre, un filósofo es una persona que constantemente se cuestiona el porqué de las cosas, buscando encontrar la verdad a través de la interrogante ¿por qué? Para este grupo de estudiantes el filósofo tiene la característica fundamental de cuestionar, analizar, y profundizar en los acontecimientos que suceden a su alrededor, respuestas como las que se presentan a continuación dan cuenta de lo anterior: “Una persona a la que nunca le es suficiente una respuesta”, “Siempre está reflexionando el ser de las cosas”, “Se cuestiona todo y lo fundamenta”, “Trata de acercarse a la verdad en todo”.

Para los estudiantes de la carrera de medicina, el filósofo, además de cuestionarse y profundizar en los fenómenos de su entorno, tiene un vasto conocimiento acerca de muchas áreas de la ciencia, de diversas disciplinas, y de temas de conocimiento general, lo que le brinda herramientas útiles para tener “muchos temas de conversación” y tener un “dominio general acerca de todas las conversaciones” pues sabe de historia, literatura, y de diversos autores; lo que lo hace una persona bastante culta. Desde la óptica de los estudiantes de medicina, lo anterior es fruto de una gran inteligencia, y de “mucha” dedicación al estudio, y el filósofo no se limita a adquirir conocimiento, sino que, se preocupa por transmitirlo constantemente a los demás. Además, el filósofo tiene apertura al diálogo, escucha otros puntos de vista con educación, propiedad y tolerancia.

Para el grupo de los estudiantes de la carrera de psicología, el significado compartido respecto a lo que es un filósofo, es que al igual que para los estudiantes de medicina, el filósofo es una persona que constantemente se hace cuestionamientos acerca de lo que sucede a su alrededor, salvo que para los estudiantes de psicología el filósofo no se limita a cuestionar el porqué de las cosas. Como ellos mismo refieren, el filósofo también interviene en los problemas de la sociedad, éste actúa, se interesa por lo que viven los otros y los ayuda, tiene una conciencia social bastante desarrollada. El filósofo “Constantemente se está cuestionando y busca respuestas”, “Es alguien preocupado por las situaciones del mundo en el que vive, consciente del porque existe o al menos de las actividades que se realizan para ser mejor ciudadano y persona”, “Es una persona altruista”, “Tiene conciencia social” y es “Interesado por la sociedad”, desde la óptica de los estudiantes de psicología, la filosofía es acción. Para este mismo grupo de estudiantes, el filósofo es también una persona culta, conoce de filosofía, sus escuelas, postulados, y autores que aportan a la psicología, también cuenta con mucha experiencia de la vida la cual lo concientiza sobre los sucesos de ésta, es alguien sabio, con un alto nivel de inteligencia y de bondad, con la capacidad de escuchar a los demás y de trasmitirles sus conocimientos.

Con respecto a los significados que los estudiantes de enfermería de primer semestre construyen acerca de lo que es un filósofo, se encontró que el filósofo al igual que para los estudiantes de medicina y psicología, es una persona que de forma constante se pregunta acerca de lo que sucede en su entorno y con la misma frecuencia refirieron que el filósofo es alguien que tiene facilidad de palabra, expresándose correctamente tanto de forma oral como escrita, en palabras de los informantes el filósofo: “Explica todo correctamente”, “Dice palabras directas y concretas”, “A la hora de hablar tiene buena facilidad de palabra y utiliza muchas palabras para poder expresarse”. También se encontró, que para los estudiantes de enfermería, los filósofos cuentan con conocimientos amplios de diversos temas, son muy inteligentes, y gustan de transmitir el conocimiento que adquieren, son personas con mucha imaginación, son buenos y muy amables: “Es una persona con mucha imaginación”, “Creativos”, “Fantasiosos”, “Humildes, buenos”. En la tabla número uno, se presentan los datos encontrados en las carreras de medicina, psicología y enfermería de primer semestre, con respecto a lo que el filósofo significa para ellos, así como las similitudes y diferencias observadas. 

En los datos obtenidos por las carreras de medicina, psicología y enfermería, pese a que coinciden que el filósofo es alguien que se cuestiona el y analiza el ¿por qué? de las cosas, y lo ven como alguien muy inteligente y con vastos conocimientos, ninguno de los estudiantes lo asoció como un profesional de la Salud o al menos que intervenga en alguna práctica de estos. Esta afirmación se ve reflejada en la manera en la que el filósofo es simbolizado por los estudiantes de la muestra. Con respecto al grupo de medicina, estos simbolizan al filósofo como alguien que no suele vestir a la moda, ya que como ellos mismos refieren, no le importa su apariencia física por lo que la descuida, usa ropa cómoda y relajada, generalmente viste “hippie”, tiene barba y en ocasiones fuma, una simbolización muy diferente a la de los estudiantes de enfermería y psicología, quienes describieron al filósofo como una persona bastante formal. En la imagen número uno se puede observar la simbolización construida por los estudiantes de medicina.

 

Para los estudiantes del grupo de psicología y enfermería, el filósofo es simbolizado como alguien que usa lentes, la diferencia encontrada entre estos dos grupos de alumnos es que como observó en páginas anteriores, para el estudiante de psicología el filósofo cuenta con una amplia experiencia de la vida por lo que lo describen de edad avanzada, de traje, vestimenta formal, y “siempre” se encuentra enseñando; y para los alumnos del grupo de enfermería, el filósofo es sumamente elegante, viste lo más presentable posible, usa pantalones de tirantes y “vestimentas de este estilo”, generalmente tiene barba. En la imagen número dos se presenta el dibujo con la simbolización del filósofo desde los estudiantes de psicología, y en la imagen número tres, la simbolización construida por los alumnos de enfermería.

Como se puede observar en las respuestas dadas por los estudiantes acerca de lo que les significa un filósofo, se pueden observar tanto similitudes como diferencias, que nos ayudan a comprender porque para los estudiantes de Ciencias de la Salud los saberes filosóficos no son una prioridad en su formación. Para finalizar este trabajo, se presenta a continuación la discusión de los datos obtenidos.

Discusión

A la luz del interaccionismo simbólico de Blumer (1982), es posible comprender que para los estudiantes de medicina, enfermería y psicología el filósofo se cuestiona constantemente el porqué de las cosas, es inteligente y tiene muchos conocimientos los cuales se preocupa por transmitir. Los alumnos de psicología y enfermería, simbolizaron al filósofo con lentes y vestido formalmente, por lo que podemos afirmar, que los lentes pueden ser un símbolo que les representa inteligencia y conocimiento. Para los estudiantes de psicología, el filósofo es una persona de edad avanzada, lo que les puede significar experiencia. Los alumnos de medicina, simbolizaron al filósofo como alguien descuidado en su apariencia, cabello largo, ropa holgada, refieren que es un “hippie” y que incluso fuma, parece que la reflexión está alejada de toda formalidad en estos estudiantes.

Coincidiendo con la propuesta de Blumer (1982), se muestra en los resultados, la influencia de la interacción social en el proceso interpretativo que cada grupo de estudiantes de las diferentes carreras construye sobre lo que le significa el filósofo, confirmando que los significados y símbolos son productos de esta interacción, lo que explica las diferencias y similitudes encontradas en la significación y simbolización del filósofo entre los estudiantes de cada una de las licenciaturas estudiadas. Ninguno de los participantes describió al filósofo con elementos de un profesional de la Salud como podría ser una bata, lo que lleva a tener elementos que sugieren continuar con la hipótesis inicial: Para los alumnos de las carreras de medicina, psicología y enfermería, la construcción de los saberes filosóficos no son una prioridad en su formación debido a que el filósofo es ajeno a su equipo de práctica profesional. Por lo que se sugiere realizar investigaciones para comprobar o no la misma y así poder generar estrategias pedagógicas más efectivas que motiven al estudiante en la construcción de estos saberes.

Se coincide con diversos autores como Área (2008), Cerdá y Planas (2011), Túñez y Sixto (2012), Castañeda (2014) y Chiecher (2014), en que Facebook es una herramienta útil en la investigación educativa, ya que a través de esta red social es posible la recolección de datos. Con base en los resultados obtenidos, se puede afirmar que entre los beneficios que tiene Facebook como herramienta de recolección de datos, se encuentran, que le brinda al estudiante un espacio en el que se desinhibe al proporcionar información, el investigador y el informante no tienen que coincidir en el mismo espacio y tiempo, lo que facilita la aplicación de los instrumentos, se economiza tiempo y material como papel, tinta, plumas, entre otros. La limitante observada fue que el investigador se puede perder de información importante, como las expresiones corporales de los informantes, que desde la metodología cualitativa enriquecen los datos en la investigación. Se coincide con diferentes autores como Piscitelli y Adaime (2010), Panckhurst y Marsh (2011), Amusquivar et al. (2011), Rouis et al. (2011), Mendiguren et al. (2012), Karmen (2013) y Chiecher (2014), en que Facebook es una herramienta que apoya el proceso de aprendizaje.

Consideraciones finales

A pesar de que para los estudiantes de medicina, enfermería y psicología, el filósofo es alguien que se cuestiona y analiza, es sumamente inteligente y transmite sus conocimientos; estos conciben al filósofo como alguien ajeno a su equipo de práctica profesional, lo que provoca que para ellos la construcción y aplicación de saberes filosóficos en el área de las Ciencias de la Salud no sea prioritario. Es importante como docentes, que antes de llevar a cabo alguna estrategia pedagógica, conozcamos primero, los significados de los estudiantes acerca de algún tema ya que como refiere Blumer (1982), desde el interaccionismo simbólico, el ser humano actuará conforme a los significados construidos. El siguiente paso en esta investigación será utilizar Facebook como estrategia de aprendizaje, para que los estudiantes de Ciencias de Salud puedan re-significar lo que es un filósofo y se identifiquen con él de manera que, al dejar de verlo como ajeno a su profesión, tengan una mejor construcción de los saberes filosóficos, los cuales tienen una gran importancia en su formación.

Se puede afirmar que Facebook es una herramienta bastante útil para la obtención de datos en la población estudiantil, ya que las nuevas generaciones se encuentran inmersas en un mundo digital. Si, como investigadores, entramos a este mundo podemos encontrar datos bastante enriquecedores que nos ayuden a comprender mejor los objetos de estudio en el área educativa. Finalmente, los objetivos de esta investigación se lograron satisfactoriamente. El instrumento utilizado fue elaborado por los propios autores, quedando pendiente la validación del mismo. Considerando que ninguno de los informantes se refirió a la “filósofa”, se tendría que valorar sí esto fue debido a que en el instrumento se hacía referencia al filósofo o sí existe alguna cuestión de género que lleve a que no se considere a la mujer en las respuestas. Una limitación del estudio fue que solamente se estudiaron tres Carreras del C.U.C.S., por lo que se sugiere que en próximas investigaciones sean incluidas diversas Licenciaturas. Por último, cabe destacar que este trabajo es de tipo cualitativo, por lo que en las siguientes investigaciones sería importante complementar los resultados obtenidos en esta investigación desde una lógica cuantitativa.

 

Referencias

Amusquivar, F., Archet, A., Segovia, A. & Venice, E. (2011). “El Facebook como herramienta de comunicación empleada por la Universidad de Palermo”, Creación y producción en diseño en comunicación (http://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/vista/detalle_articulo.php?id_libro=333&id_articulo=7316.),  38 (VII): 41-46.

Área, M. (2008). “Las redes sociales en internet como espacios para la formación del profesorado”, Razón y Palabra (http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=199520798005), 13 (63): 12 páginas. 

Blumer, H. El interaccionismo simbólico. (1982). Barcelona, Hora S.A.

Castañeda, M. (2014). Redes sociales y educación: El uso de los grupos de Facebook como herramienta de formación de profesores. Tesis de Master en Internet (http://repositori.upf.edu/bistream/handle/10230/22795/TFM _David%20Viviana.pdf) Barcelona, España: Universidad PompeuFabra.

Cerdá, F. L. & Planas, N. C. (2011). “Posibilidades de la plataforma Facebook para el aprendizaje colaborativo en línea”, Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento (http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=78018793004.), 8 (2): 31-45.

Chiecher, A. (2014). “Un entorno virtual, dos experiencias. Tareas académicas grupales y socialización de emociones en Facebook”, Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado. (http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=27431190009.), 28 (1): 129-143.

Gutiérrez, P. (2014). “Facebook: Los Hitos más importantes de sus 10 años”,La Nación (https://www.lanacion.com.ar/1660996-facebook-los-hitos-mas-importantes-de-sus-diez-anos).

Hine, C. (2004). Etnografía virtual. Barcelona, UOC.

Ibáñez, T. (2004). El cómo y el porqué de la psicología social. En: Ibáñez T., Coord. Introducción a la psicología social. Barcelona, UOC. 53-92.

Karmen, E. (2013). “Aprendizaje informal a través de Facebook entre los alumnos eslovenos”,Comunicar (http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=15828675013.),XXI (41): 117-126.

Mendiguren, T., Meso, K. & Pérez, J.A. (2012). “El uso de las redes sociales como guía de autoaprendizaje en la Facultad de comunicación de la UPV/EHU”, Monográfico (https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4025837),(6): 107-122.

Panckhurst, R &Marsh, D. (2011). “Utilización de redes sociales para la práctica pedagógica en la enseñanza superior impartida en Francia: perspectivas del educador y del estudiante”,RUSC Universities and Knowledge Society Journal (http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=78017126010), 8 (1): 233-252. 

Piscitelli, A. &Adaime, I. (2010). Comp. El proyecto Facebook y la posuniversidad. Sistemas operativos sociales y entornos abiertos de aprendizaje. Madrid, Fundación Telefónica.

Ranking global de usuarios de redes sociales. (2018). (https://www.statista.com/statistics/272014/global-social-networks-ranked-by-number-of-users/).

Rouis, S., Limayem, M. & Salehi-Sangari, E. (2011).“Impacto del uso de Facebook en el rendimiento de los estudiantes: El papel de la autorregulación y la confianza”, Electronic Journal of Research in Educational Psychology (http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=293122852001.), 9 (3): 961-994.

Túñez, M. & Sixto, J. (2012).“Las redes sociales como entorno docente: análisis del uso de Facebook en la docencia universitaria”, Pixel-Bit Revista de medios y educación (http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=36828247006.), 41: 77-92.